Los toldos en negocios, una difícil elección

Elegir un toldo para un negocio siempre es una cuestión importante para cualquier empresario que tenga algún establecimiento que requiera de la utilización de una lona. Hay que tener en cuenta que los toldos en los negocios tienen una importancia vital para la imagen de la fachada, ya que va a ser una de las partes que más se vea. Por eso, acertar con los logotipos y letras que se pongan en el toldo no es tarea sencilla y hay que reflexionar bien qué se quiere poner.

Lógicamente, aunque también tengan una función estética, los toldos se ponen (en la mayoría de los casos) por necesidad. Es una manera de proteger al negocio del sol, especialmente en los bares, pudiendo llegar incluso a defender productos en el caso de que estemos hablando de un negocio en el que se vendan alimentos.

 

Tipos de toldos para los negocios

 

A la hora de establecer qué tipo de toldo se va a querer instalar en el negocio, habrá que tener en cuenta muchos factores. A continuación, podrás descubrir algunos de los toldos que más se utilizan:

  • Toldos cofre: Es un tipo de toldo realmente elegante, además de que ofrece una funcionalidad exquisita. Esta alternativa tiene un sistema totalmente motorizado, combinando la lona protegida con el mecanismo de brazo invisible.
  • Pérgolas para las terrazas: Son las más utilizadas para cubrir grandes patios o terrazas de restaurantes muy amplias. Se coloca en posición horizontal sujetado por unas patas.
  • Toldos de punto recto: Es el más habitual tanto para las terrazas de los bares como para comercios de todo tipo. Con un sistema de brazos abatibles, es realmente fácil de usar y muy funcional, lo que lo convierte en una de las opciones más elegidas.
  • Toldos verticales: Es el menos común de los aquí mencionados. Se sujeta a la barandilla de la terraza desenrollándose de arriba abajo y creando un ambiente mucho más íntimo y cerrado.