Saltear al contenido principal
963 690 509 616 799 651 info@toldosvalero.es
¿Cuáles Son Los Mejores Toldos Para Los Días De Lluvia?

¿Cuáles son los mejores toldos para los días de lluvia?

Las terrazas se llenan de gente en bares y restaurantes por las circunstancias sanitarias y por la climatología. Las personas buscamos el exterior para sentirnos más seguros cuando comemos o tomamos un refresco y los establecimientos, se han tenido que adaptar a ello. En días de mucho sol los toldos se convierten en el mejor refugio, pero también lo son en épocas de lluvias. A pesar de estar en meses de verano, ninguna ciudad es ajena a temporales de lluvia. Por ello, debemos escoger el mejor toldo que nos proteja de la lluvia en caso de incluirlo en nuestra casa o a nuestros clientes si disponemos de un negocio.

 

Los toldos para lluvia deben ser impermeables o resistentes a la lluvia

 

El cielo se oscurece, empiezan a caer gotas y, de repente, se produce el diluvio universal. Así es como existe la posibilidad de que se generen las tormentas imprevisibles en tiempo récord. En este momento es cuando debemos sacar el toldo para que cumpla su función y resguarde a nuestros clientes de la climatología. Si bien toldos para la lluvia, no existen, sí que deben reunir una serie de características.

 

Las lonas de toldo son la mejor forma de entender el concepto de resistencia e impermeabilidad que deben tener para resistir la lluvia. Las lonas waterproof son resistentes al agua y difieren del tejido normal acrílico de las lonas de toldo. Por otro lado, las lonas acrílicas con capacidad para evacuar agua y ramaje extra son las que evitan las filtraciones. Las lonas en PVC plastificadas evitarán la penetración del agua bajo su capa. Por último, las lonas técnicas están diseñadas para actuar como barrera frente a agentes atmosféricos bajo la lluvia.

 

Así, encontramos un tejido que puede frenar la lluvia, pero no es efectivo para asegurar la estanqueidad total de la zona que está cubriendo el toldo. Para encontrar la mejor opción, se deberán evaluar las necesidades concretas que necesitamos, comprobar la zona donde se incluirá el toldo y proponer opciones teniendo en cuenta los anteriores aspectos.

 

En caso de necesitar un toldo para la lluvia para evitar que el agua empape lo que hay debajo del toldo, sin importar las filtraciones menores, cualquier toldo en tejido acrílico funcionaría, sin que deba tener necesidades especiales. Cuanta mayor lluvia, mayor filtración habrá. Se puede emplear lona acrílica superior, con una mayor capacidad de impermeabilidad hasta una cantidad concreta de mililitros. En caso de ser un local comercial, podrá emplearse tejido PVC, plastificado y estanco. Este hecho mejorará la resistencia a la lluvia, pero también limitará la ventilación natural. Todo se debe a que este tejido es más tupido y por esa razón, no transpira igual que los acrílicos.

 

Por otra parte, los toldos de ondas, marinos o correderos, llevan una inclinación incluida para así evacuar el agua. Al ir sobre o bajo grúas, puede adaptarse la inclinación y el tejido permitirá frenar en parte la lluvia lateral. Al añadirse en una pared o una estructura, posibilitará que los elementos fijos nos sean de utilidad para proporcionar un resguardo adicional frente a la lluvia, el sol y el viento.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Volver arriba
Call Now Button