Saltear al contenido principal
963 690 509 616 799 651 info@toldosvalero.es
¿De Qué Forma Debemos Cuidar Los Toldos Durante La Estación Del Otoño?

¿De qué forma debemos cuidar los toldos durante la estación del otoño?

Los toldos cumplen una función primordial durante los meses de verano, ya que ayudan a proteger del calor del sol a las personas que hacen uso de ellos. Bien sea en la calle o en restaurantes, evitan que el sol y el calor agobien en exceso a las personas, que buscan en ciertos días desesperadamente del cobijo que ofrecen los toldos. A pesar de que el verano haya terminado, las altas temperaturas no nos abandonan durante el mes de septiembre y octubre, sino que en algunas ciudades todavía persisten. Por ello, debemos cuidar debidamente los toldos también durante esta estación del año y en este artículo explicaremos la forma en que podemos conseguirlo.

 

Deberemos vigilar detenidamente las inclemencias del tiempo diariamente

 

Pese a la llegada del otoño, aún podemos continuar utilizando los toldos, pero con algunas indicaciones. A primera hora de la mañana y de la noche hará frío, pero conforme avance el día las temperaturas comenzarán a subir.

 

Durante los meses de septiembre y octubre, deberemos tener la precaución del hecho de que tenemos días soleados, pero también de viento y lluvia. En estos días será donde deberemos llevar especial cuidado con los toldos para que no se dañen y se rompan.

 

A lo largo de la estación del otoño, también encontramos distintos factores que si no los miramos detenidamente, se transforman en grandes problemas para los toldos. En este sentido, no hablamos únicamente de dañar el tejido, sino más bien los complementos del toldo como son los motores.

 

Para evitar esa situación, indicaremos de qué manera podemos cuidar el toldo durante la estación del otoño para que así llegue en perfectas condiciones al verano y sin sorpresas desagradables.

 

Respecto al viento, puede ocasionar daños en los herrajes en la tela y es recomendable tenerlo recogido durante estos días por seguridad y evitar que se rompa. El toldo, puede hacer efecto globo y termina por romperse o bien, puede sufrir algún desperfecto.

 

En cuanto a la lluvia, es importante mantener el toldo recogido durante estos días para evitar que se moje la lona y que acabe desfigurada. Además, se pueden deteriorar los herrajes y si tenemos abierto el toldo, se amontonará agua en su superficie y podría romperse por el peso.

 

No hay que olvidarse que si el toldo se ha mojado, tendremos que dejar que se seque al aire libre, ya que en caso contrario se quedará manchado con óxido. En caso de que vivamos en una ciudad donde granice, si los herrajes se quedan congelados por nieve y por el frío, deberemos dejar que se descongelen para volver a utilizarlos.

 

Si se da la situación de que existan hojas y ramas sobre la tela de los toldos, también tenemos que llevar cuidado. En el caso de las hojas, es primordial quitarlas puesto que amontonan suciedad y bacterias y en el caso de las ramas, podrían doblar los herrajes. Lo mejor para eludir las ramas en el toldo, es mantenerlo cerrado durante los días de viento y de lluvia. Así, podremos disfrutar de todos los beneficios del toldo durante el otoño.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Volver arriba
Call Now Button