La nueva Plaza de la Reina de València contará con toldos y fuentes

El Gobierno de València no deja de sorprender a sus ciudadanos. Aún están asimilando el nuevo carril bici instaurado hace escasos meses y una nueva idea ha surgido: hacer peatonales las plazas principales de la ciudad. Así, la Plaza de Brujas, la Plaza de la Reina o la Plaza del Ayuntamiento estarán a entera disposición de los viandantes.

Una de las primeras que se convertirá de esta manera, será la de la Reina, donde se encuentra La Catedral de València y El Micalet. Actualmente, no existen plazos ni tampoco fecha de inicio de obras, pero el proyecto ya está redactado y pendiente de licitación. La intervención incluye diversos proyectos como el apartamento subterráneo, que supondrá un coste de 10 millones de euros. La propuesta, contempla una actuación total en esta plaza para otorgarle al peatón todo el protagonismo en un solo plano, es decir, que no existirán diversas alturas.

El acceso al aparcamiento se realizará desde el centro de la plaza hasta uno de sus laterales, concretamente el más cercano a la calle del Mar. Por otro lado, la salida de vehículos se efectuará por esa calle para que puedan salir del centro de la ciudad.

Aparcar en la plaza será imposible

Por otra parte, existirán espacios para carga y descarga y una parada de taxis en la calle del Mar y un acceso a las plazas de aparcamiento de la calle Corretgeria. Así, la plaza no tendrá aparcamientos para coches y motos ni tampoco paradas de bus. Sin embargo, sí que será garantizado el acceso al autobús en los alrededores. En la plaza se plantarán un centenar de árboles que destacarán y resaltarán la belleza de la plaza.

Medidas para soportar las altas temperaturas

Por otro lado, también se instalarán toldos, dispuestos con una estructura propia y pulverizados de agua para soportar mejor el sofoco del calor de verano. Por otro lado, las terrazas estarán adosadas a los laterales de la plaza, liberando el espacio central donde se instalarán dos fuentes.

EL proyecto no abandona la colocación de la falla de esta plaza, que se encontrará junto a la calle de la Paz. Por otro lado, los accesos peatonales al aparcamiento serán de cristal y será un proyecto que se incluirá también en la calle de la Paz y Poeta Querol para otorgar un extra de uniformidad.

Nuevas medidas que favorecen a los peatones y que sin duda, darán un excelente resultado a una de las plazas más concurridas y bellas de la ciudad.