Saltear al contenido principal
963 690 509 616 799 651 info@toldosvalero.es
¿Cómo Mantener Y Limpiar Tu Toldo?

¿Cómo mantener y limpiar tu toldo?

Aprender cómo mantener y limpiar tu toldo es importante para garantizar la durabilidad del mismo. Y es que se trata de un objeto que nos mantiene a salvo de los rayos del sol y nos protege de la lluvia mientras estemos en nuestro patio o terraza.

En otro sentido, aunque el procedimiento de limpieza sea algo tedioso, hoy te enseñaremos cómo puedes hacerle el mantenimiento adecuado a tu toldo de manera segura, fácil y rápida.

¿Para qué tipo de toldos está dirigido este proceso de limpieza? 

Muchos se hacen este tipo de preguntas cada vez que ven un tutorial de limpieza en algún post, ¿será válido para mi toldo también? Y, debemos decirte que si tu toldo está hecho de lona sí, si funciona para tu el tuyo.

Sabemos que hay una gran variedad de los mismos en la actualidad y, que no todos están hechos para estar en la terraza o el patio de una casa. Pero, con tal de que el manto protector esté hecho de lona, podrás limpiarlo con este método sin inconveniente alguno.

¿El material en el que están fabricados los toldos es difícil de lavar?

¡Tenemos una buena noticia! Los toldos generalmente están fabricados en lona, un material sintético de alta resistencia que cuenta con propiedades impermeables. Lo cual es un beneficio grande para el proceso de limpieza y lavado del mismo. 

¿Por qué? Simple, por el hecho de que no se deteriorará con el agua y no presentará ningún signo de desgaste al tratarlo con productos detergentes o desinfectantes.

¿Cuál es la causa del deterioro de los toldos?

La verdad es que son muchos los factores por los cuales se desgastan o deterioran los toldos. Y es que, estos se encuentran expuestos a elementos como la lluvia, el sol, brisa, nieve, frío y calor que causa cambios notables en su composición.

La lona es un material muy parecido al plástico, el cual se daña mucho más rápido si se encuentra expuesto a los rayos solares. Por otro lado, el viento sopla con fuerza en todo momento, lo que puede provocar que se rompan sus fibras con el paso de los años.

Sin dejar de mencionar, que la suciedad siempre va a desmejorar su apariencia estética, causando manchas en el mismo y posibles marcas de hongos en su estructura. Todo esto puede provocar que sus fibras se vayan pudriendo y posteriormente que se rompa en su totalidad.

¿Cómo mantener un toldo en buenas condiciones?

Bueno, esto es algo que si bien influirá en gran medida en el tiempo de duración del toldo, no va a impedir que se deteriore en algún momento si el mismo se encuentra expuesto de manera directa al sol.

Los toldos de lona se conservan muy bien en la sombra, sin embargo, ¿su propósito no es cubrirnos del sol? La verdad es que sí, pero debemos ser honestos y la mejor manera de evitar el deterioro de la lona es evitando exponerla al sol durante largos periodos de tiempo.

Por otro lado, evitar que sus fibras se pudran es otra manera de mantener tu toldo en buenas condiciones, esto se logra evitando la acumulación de agua en el mismo, limpiándolo de manera periódica y proporcionándole el cuidado que este requiere de forma seguida.

¿Cuál es el procedimiento adecuado para limpiar un toldo?

Ha llegado el momento de que conozcas el procedimiento adecuado para que puedas limpiar tu toldo de manera correcta y sin complicaciones. Pero, para lograrlo, será necesario que sigas todos estos pasos al pie de la letra:

Quita el polvo

Remover el polvo y demás residuos secos que pueden estar en tu toldo, tales como hojas, pequeños palitos, pelusas, cabellos, y plumas, entre otros. Los cuales son elementos que no permitirán limpiar el toldo a la perfección si no se retiran adecuadamente.

Procede a limpiar o lavar

Puedes limpiarlo con agua, una toalla y alguna sustancia jabonosa si notas que tu toldo no está tan manchado. No obstante, si ves manchas que no salen con simplemente frotarlas con una toalla, te recomendamos optar por un cepillo de cerdas suave, más cantidad de agua y jabón para eliminarlas.

Tienes que hacer una evaluación del estado de suciedad del toldo, para evitar perder tu tiempo con un procedimiento que no de resultado. ¡El tiempo vale y no debemos desperdiciarlo!

Aclara la superficie con agua

Después de llevar a cabo el proceso de limpieza adecuado para eliminar la suciedad de tu toldo, es momento de retirar todo el jabón con un buen aclarado a base de agua. No escatimes en este proceso, recuerda que los químicos del jabón pueden opacar el color de la lona.

No olvides secarlo

Un paso que no nos podemos saltar es el proceso de secado. Secar el toldo y eliminar los depósitos de agua, siempre ayudará a evitar que nazcan hongos en el material, los cuales hacen que se destruyan las fibras lentamente hasta deteriorarlo por completo.

Consejos útiles para conservar el estado de nuestro toldo mientras se realiza la limpieza

En las próximas líneas te daremos algunos consejos que te ayudarán a mantener en buen estado tu toldo mientras lo limpias. Porque sí, puedes llegar a dañarlo incluso cuando le haces el mantenimiento. Para evitarlo sigue las siguientes indicaciones:

  1. Evita agregar el agua a presión sobre la lona del toldo, esto puede hacer que se rompa en cualquier momento.
  2. Nunca dejes el toldo húmedo, mucho menos si se encuentra situado en interiores, esto puede hacer que se generen hongos y moho.
  3. Los productos de limpieza abrasivos son los peores para materiales como la lona, estos hacen que pierda su color y vitalidad.
  4. Nunca uses cloro para limpiarlo, puedes dañar sus fibras de forma considerable.
  5. Te aconsejamos recoger tu toldo en los momentos en que hagan fuertes ráfagas de viento, porque pueden dañarlo de manera irreparable.
  6. Si no lo vas a utilizar durante un largo periodo de tiempo, te aconsejamos desmontarlo para que no se exponga al sol y otros elementos de manera innecesaria, así alargamos su vida útil.

Verás que con estos simples consejos tu toldo lucirá en buen estado y limpio durante mucho tiempo.

Volver arriba
Call Now Button