Saltear al contenido principal
963 690 509 616 799 651 info@toldosvalero.es
Los Toldos Más Recomendables Para El Otoño E Invierno

Los toldos más recomendables para el otoño e invierno

Los toldos y las pérgolas son elementos que se asocian, generalmente, al verano y a las épocas de calor, debido a que la mayoría de las terrazas cuentan con uno de estos aparatos para evitar el sol. Sin embargo, los toldos tienen una funcionalidad mucho más extendida, siendo ideales para proteger a las personas y a cualquier tipo de material de las condiciones meteorológicas adversas, tanto en el periodo estival como en los días de frío y lluvia.

Es importante saber bien qué toldo elegir dependiendo del lugar donde nos encontremos. Así pues, en lugares donde el invierno es más frío será necesario contar con toldos preparados para el invierno, ya que la tela de la lona suaviza de forma importante la temperatura y reducirá el frío en gran medida. Es habitual acompañar los días más fríos con unas estufas, que, junto con el toldo, conseguirán transmitir calor de forma efectiva.

Por suerte, a medida que han pasado los años, los materiales de los toldos se han ido haciendo de mayor resistencia y calidad, de forma que actualmente la mayoría de ellos puede aguantar bien las inclemencias del tiempo y tienen una mayor efectividad a la hora de evitar el frío intenso en los días más gélidos. En ese sentido, se puede optar por pérgolas pensadas especialmente para el invierno, como las hechas por policarbonato celular, los cortavientos o las pérgolas con cristales.

Qué hacer para proteger el toldo en los días de frío, lluvia y nieve

Dependiendo del tiempo que haga, habrá que tomar distintas medidas para proteger los toldos de las adversidades. Así pues, las recomendaciones que hacemos son las siguientes:

  • Días de mucho frío: Los días de temperaturas muy bajas son peligrosos para la estructura del toldo porque ésta se puede congelar. Es importante recogerlo una vez que esta se haya descongelado, ya que si no se pueden causar daños.
  • Días de lluvia: Dependiendo el material del que esté compuesto el toldo, podremos o no dejarlo abierto. En cualquier caso, aunque el material sea el conveniente, es recomendable que no se produzcan grandes acumulaciones de agua.
  • Días de viento intenso: Aunque los toldos están preparados para evitar ciertas ráfagas de viento, nuestro consejo es recogerlo en días de grandes ventoleras, ya que se pueden ocasionar daños muy graves en la estructura.
Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Volver arriba
Call Now Button