¿Qué tipo de toldo necesitas?

Puede que cuentes con una terraza, un jardín o un área en la que un toldo pueda completar el ambiente y brindar sombra y comodidad, pero, puede que también tengas la duda sobre el tipo de toldo que necesitas.

Y esta duda es común y razonable, pues existen muchos modelos y tipos de toldos, y éstos se adaptan perfectamente a infinitas situaciones, pero unos son mejor opción que otros bajo ciertas circunstancias.

Por ejemplo, algunas fibras resultan más resistentes que otras, algunos tipos de lona pueden enfrentar fácilmente los elementos y la luz de sol mientras que otros solo puedan ser usados para uno de estos propósitos.

Pero todas estas ventajas solo nos muestran que podemos encontrar lo que necesitamos y solo debemos ser un poco pacientes a la hora de escoger bien. Entonces, ¿qué se debe considerar antes de elegir? El uso que recibirá el toldo.

Tipos de toldo según sus materiales

Los materiales empleados en la fabricación de un toldo son los elementos que determinarán las ventajas del mismo. Un toldo en el que se utilicen materiales naturales, como el algodón, será perfectos para complementar espacios interiores, pero no será nada útil bajo la exposición de los rayos de sol.

En cambio, elementos industriales como el poliéster, el polipropileno y fibras acrílicas son resistentes tanto al sol como a algunas variantes del clima.

Sin embargo, los que son a base de poliéster no son la mejor opción para largos periodos de uso en exteriores, los de polipropileno son resistentes, pero pierden su color por la exposición a luz solar; y los de fibra acrílica son fáciles de mantener en buen estado, pero requieren un ojo analítico para determinar a través de sus pigmentos si resistirá o no el uso continuo en exteriores.

Una última opción serían los toldos en los que se utiliza lona micro perforada, este tipo de tejido cuenta con múltiples ventajas que le permiten aislar el calor, brinda confort visual y es muy resistente, tanto que puede ser guardado estando mojado y no sufrir ningún deterioro.

Sin embargo también son los más costosos, aunque su durabilidad es alta y la facilidad de desplazarlos también compensa este punto. Pero si desea otras opciones, puede consultar a algún especialista, después de todo, y como ya mencionamos; existe un toldo ideal para su espacio, para el uso que desea darle y su presupuesto, y con seguridad podrá encontrarlo.