Protégete del Sol cómo sea

Ahora que llega el verano y las temperaturas suben, apetece mucho salir a la calle con amigos, familiares o incluso sólo para tomar algo, pasear o realizar deporte, por ejemplo, pero ¿Te proteges del sol? Es una de las cosas más importantes siempre, pero sobre todo en esta época del año que la incidencia del sol es más fuerte.

Ya sea cuando sea cuando se tome el sol, debes proteger tu piel de la exposición excesiva, tanto para evitar quemaduras de cualquier nivel o un melanoma ya que la luz actúa como una energía que puede afectarnos de manera perjudicial y alterar nuestras células.

¿Conoces algunas de las medidas que puedes seguir para protegerte?

Obviamente la primera es evitar las horas de sol en la hora punta, es decir, evitar el sol a mediodía. Es decir, si realizas deporte o cualquier actividad seguro que puedes reorganizar tu planing y evitar esas horas tan perjudiciales en la calle completamente expuesto al sol.

La segunda medida es la que todas las madres utilizan en la playa. La crema de protección solar. Su uso es fundamental y lo que debes de hacer es escoger una crema con el factor adecuado ya que si utilizamos un factor muy bajo y nuestra piel es muy clara realmente no estaremos haciendo nada y estaremos sufriendo los efectos del sol como si no nos la hubiéramos puesto. También recuerda que las cremas no son eternas. Se recomienda reponer la crema cada dos horas.

Con referencia a la crema solar se recomienda calcular el tiempo de exposición al sol y también poner una gran cantidad de crema solar. Es decir, tienes que pensar que una capita fina te protegerá de esa manera, finamente.

La tercera medida viene a raíz de la anterior pero no sirve de nada protegerse con crema estando ya expuesto al sol. Para que haga efecto la crema debemos aplicarla de 20 a 30 minutos con antelación a la exposición, es decir, hay que aplicársela en casa.

Una medida que las personas hipersensibles necesitas es la de protegerse del sol internamente, es decir, deben reforzar la protección de la crema con antioxidantes adicionales como la vitamina E, el licopeno, el betacaroteno o los polifenoles.

La cuarta medida puede parecer un poco obvia, pero es bueno recordarla a veces. La ropa también nos protege del sol, los pantalones largos y mangas largas nos protegen ya que son un filtro solar muy eficaz, también sabemos que con el calor veraniego es lo que menos apetece por lo que si hacemos uso de las otras medidas no tenemos porqué utilizar esta.

La quinta medida es la de no olvidarse de las gafas de sol. Proteger los ojos es tan importarte cómo proteger nuestra piel, sólo recuerda, que las gafas de sol deben estar homologadas porque si no, puede que el remedio sea peor que la enfermedad. El resultado de una incidencia excesiva del sol en nuestros ojos puede ser daños en la córnea y en la retina que pueden llegar a ser irreversibles. Usar las gafas de sol es una medida de protección fundamental para evitar los efectos negativos del sol.

La sexta es una que nos suele gustar mucho practicar a los españoles y es refrescarnos, hidratarnos, ya sea con un helado, un refresco, una cerveza o una buena botella de agua fresca. La hidratación es básica y no debemos olvidarla.

Por último, la séptima medida de protección solar es buscar el máximo tiempo posible una sobra, cobijarse bajo un techo, una sombrilla o un toldo es una medida que nos ayudará a protegernos y a sobrellevar de mejor manera el fuerte sol.

Sea como sea, este verano no te quemes y protégete sea como sea, ¡Métodos no te faltan!.

Recent Posts

Leave a Comment